Planifica tu cocina en 5 pasos

TALLER DE COCINA CON NEFF
14 febrero, 2017

Planifica tu cocina en 5 pasos

La tendencia general en las nuevas viviendas de Siglo XXI es que la cocina sea una de las partes más importantes de la casa. Tanto es así que los arquitectos e interioristas desarrollan la vivienda entera, mirando de reojo el espacio dedicado a la Cocina, un espacio que gana proporcionalmente más metros y  que se abre hacia el salón, hacia los invitados y por supuesto a la familia, dándole el protagonismo que merece. Planificar con tiempo tu cocina al comprar o reformar tú casa, es un ejercicio de responsabilidad, pero también de eficacia y confort en la nueva casa.

Elegir tus muebles y el estilo de ambiente para tu cocina, es crucial para que tus gustos y valores queden reflejados en la misma. En Burgalia Cocinas tenemos la “cultura” para ayudarte y asesorarte con profesionales del diseño e interiorismo para crear desde una cocina contemporánea de líneas rectas, sin asas, ni uñeros, hasta una cocina más clásica con fusión de detalles country y aspecto ecléctica. El recorrido es inmenso y lo mejor es recorrerlo juntos.

Elegir el tipo de cocina es mucho más que elegir el estilo de mueble que se identifica contigo y con tu familia, es en definitiva: “Planificar tu cocina profesionalmente”.

foto-1-analisis-planos

 

¿Cómo planificamos nuestra cocina?

 

  1. La primera visita al estudio de cocinas.

 

Nadie más que tú conoce qué necesitas, seguramente sabes qué te gustaría corregir de tu cocina anterior o en lo que no te quieres equivocar a la vista de la cocina de tus padres, vecinos o de tus amigos. Así que en las primeras visitas a tu estudio debes analizar previamente varias cosas con la persona que te la vaya a proyectar:

  • Pensar cuantos somos en la familia y quienes vamos a usar la cocina (cocinando, limpiando o simplemente comiendo)

 

  • Repasar nuestros hábitos de compra, la estacionalidad con la que compramos y el tipo de compra que hacemos (supermercado semanal, compra en gran superficie quincenal o la compra de las faltas en el Mercado Municipal más cercano) nos harán cambiar el tipo de mueble de almacén y la capacidad en volumen refrigerado y congelado.

 

  • Analizar los gustos por los diferentes tipos de comida (somos más de verduras y pescados o de carnes, de japonés y fusión asiática o de italiano, de hamburguesa y embutidos o de rebozados). Pensar cada uno de estos gustos, nos cambiará el tipo de espacio en bancada para preparar los platos, y por supuesto el tipo de placas, accesorios como el teppan yaki, el grill barbacoa, hornos combinados a vapor o con piedra para pizza, además del tipo de extracción o el tipo de cubertero y especieros en los cajones.

 

  • Estudiar la altura y edad de cada uno de nosotros condiciona cada proyecto. La ergonomía en la disposición de las bancadas, módulos altos y el uso de los extraíbles, mejoran y optimizan cada nueva distribución de muebles de cocina y complementos. Hay que tener en cuenta que las actividades en la cocina se distribuyen un 70% en tareas de preparación (lavar, cortar, rallar alimentos) y un 30% en procesos de cocinado y emplatado.

 

foto-2-recepcion-cliente

 

  1. Tener Ilusión.

Lo más importante es tener mucha ilusión por elegir una buena cocina, es decir, elegir calidad y no equivocarte en el diseño y la distribución de los usos. La elección de una nueva cocina, es un proyecto familiar, “de todos y para todos”. Actualmente, se estima que el periodo medio de cambio de las cocinas en España está sobre los 20 años, así que una decisión tan medida, debe ser entendida con criterio y además, con muchas ganas y participar toda la familia en las decisiones importantes: el espacio en la casa para la cocina, el estilo del proyecto, el diseño de la forma de la cocina (lineal, en L, en U, con isla, abierta al salón, etc.)

  1. Medir la cocina.

Medir la cocina con los futuros clientes o analizar los planos del arquitecto, si no está construida la vivienda, es uno de los pasos más importantes. La medición conjunta estudio-usuarios, nos va dar mucha más información que una simple medición. Nos va a descubrir con vuestras demandas, algunos aspectos importantes que no hemos tenido en cuenta anteriormente como la localización de la vivienda, los accesos, la iluminación natural, la orientación del espacio, incluso si tiene contenedores de basura diversificada cerca.

  1. Elegir los materiales.

Es un momento de imaginación divertido y a la vez comprometido, pero con el asesoramiento del proyectista y teniendo una idea clara de tu nivel de inversión, no será difícil:

  • Las diferentes marcas o gamas de mobiliario de cocina es importante identificarla (baja, media o exclusiva)
  • Los diferentes tipos de puertas (lacadas o laminadas lisas, lacadas o maderas con marco, cristal o porcelánico, muebles con o sin asas, etc,…)
  • De bancadas (Dekton, porcelánico, cristal, madera)
  • Las marcas de electrodomésticos, ¡este paso es fundamental, no lo descuides!. La marca y la gama es clave en la calidad y la duración de la cocina. Se escoge el número de piezas, las capacidades, medidas y prestaciones de cada una de estas máquinas, sin perder de vista su estética, encastre o integración.
  • Además de complementos como la mesa y las sillas, la iluminación, la pintura, cerámica o papel viníllico, etc.

Por supuesto, tendremos que ver la intervención de obra necesaria en el caso de una reforma de la vivienda. Esto implicará un cambio parcial o total de las instalaciones y los revestimientos que tengamos, implicando necesariamente diferencias en precio final.

foto-3-accesorios-de-interior

 

  1. El deseo de ver el Proyecto Final.

Sin duda este es el paso más bonito de la elección de una cocina.

Con toda la información anterior, con la experiencia del proyectista en el estudio y la ayuda informática, en unos días tendremos el proyecto técnicamente dibujado y fantásticamente renderizado para que lo podáis ver, imaginar y hacer vuestro.

Con el proyecto se os presentará detalladamente la información de los niveles de inversión de vuestra cocina, ajustados a vuestro nivel de expectativas y la financiación posible si se solicita.

Para la compra de una nueva cocina, se requiere de un buen asesoramiento pero sobre todo, de un buen soporte técnico-comercial para acompañarte en el proceso de la reforma, el pedido, la instalación y posteriormente, el servicio post venta de la cocina.

Con la confirmación del proyecto, ya podéis decir que tenéis un gran proyecto de cocina o si ya habéis seguido los pasos anteriormente, seguro que ya tendréis en casa una gran cocina dispuesta para vivir #MomentosBuraglia

¡Felicidades!

Agustín Buraglia Bonet. Estudio de Cocinas Buraglia

Tetuan 5