3 consejos para integrar el diseño italiano en tu hogar

Decoración con diseño italiano de muebles

Llega el verano y a muchas personas nos viene a la mente el Mar Mediterráneo. Clima agradable y paisajes icónicos para esta época del año. Tan icónicos como representativas lo son las mediterráneas tierras italianas en el mundo del arte y el diseño. Durante siglos, Italia ha sido la cuna del arte y la arquitectura elegante. El diseño italiano ha sido para muchos el sinónimo de belleza y estilo.

Una mirada italiana moderna en el hogar

Es por ello que, a continuación te daremos unos consejos para seleccionar colores, elementos y texturas. Claves que sirvan para conseguir espacios frescos y modernos en tu hogar. Estancias que recojan la esencia del arte italiano. Puedes redecorar una habitación tradicional y complementar su aspecto con un toque de frescura mediterránea. Pero también puedes transformar tu casa desde cero en una moderna fantasía italiana. Conseguirlo, no tiene el porqué ser una tarea complicada. Tanto si acometes un proyecto de interiorismo por ti mismo o asesorado por profesionales, deberás tener en cuenta unas cuantas claves para implementar en tu casa el estilo del diseño italiano.

Integrar el estilo clásico del diseño italiano

El diseño italiano moderno combina lo viejo con lo nuevo. Un mobiliario ultramoderno italiano exige algunos toques clásicos para añadir esa sensación mediterránea bañada por el sol. Para dar un toque de la Italia tradicional que no se vaya demasiado atrás en el tiempo, puedes considerar las baldosas de cerámica. Son muy comunes en Italia. Recientemente se han recuperado elementos de otras décadas como las pequeñas baldosas de cemento o el terrazo básico.

Es posible que no estés por la labor de cambiar completamente el suelo de tu hogar. Puedes añadir simplemente, elementos modernos inspirados en otras épocas. Una buena referencia sería el diseño italiano de los años sesenta y setenta.

Colores neutros

El estilo italiano puede traer a la mente profundos tonos de vino y ricos tonos tierra. No obstante, los tonos pálidos y cremosos dan una sensación de frescura que hará que cualquier habitación parezca digna de un palacio. La elegancia de los tonos neutros se puede acentuar con píldoras de intensidad. Puedes hacerlo con un mueble o con algunos accesorios de color. Puede buscar elementos que utilicen tonos como el verde esmeralda para crear puntos que den una sensación de modernidad.

Equilibrio entre espacios amplios y sensación acogedora

Una manera de lograr este delicado equilibrio es anclar la mirada con elementos robustos. Un ejemplo sería añadir un sofá de gran tamaño en un cuero de calidad. Para no abrumar a la vista, puedes optar por piezas dramáticas y llamativas en tonos y texturas más suaves como el oro o el mármol. Darás así un impulso a tu ambiente italiano.

Inicialmente el estilo moderno italiano es incompatible con el minimalismo escandinavo. Se deberían evitar las pilas de colores que pueden ser un sello distintivo de los estilos europeos más tradicionales.

Tener en cuenta la iluminación

Un aspecto importante a tener en cuenta es la iluminación. Una buena opción en ese sentido puede ser incluir una moderna lámpara de araña italiana. Cambiarías así, completamente, una habitación con un único elemento. Los diseñadores modernos evitan las lámparas empotradas ordinarias y los candelabros. Se desvanecen en el fondo en favor de una luz de centro de mesa. Para lograr el máximo impacto que vaya acorde con el estilo italiano, existen lámparas que combinan la artesanía tradicional italiana con una sensibilidad moderna.