Cocinas abiertas al salón. Por qué siguen siendo tendencia

Cocinas abiertas al salón - Buraglia

La idea de las cocinas abiertas al salón, ronda por la cabeza de la mayoría de personas que están en proceso de reforma de su hogar. Se trata de una tendencia que, como veremos, ha ido ganando terreno en el mundo del interiorismo hasta convertirse en algo muy popular.

No obstante, optar por este modelo de cocina, puede ser un dilema para muchas personas que todavía no han disfrutado de sus ventajas. Si quieres saber cuáles son los beneficios e inconvenientes de las cocinas abiertas al salón tenemos un artículo dedicado específicamente a este tema. Pero en esta ocasión nos centraremos en el origen y evolución de los espacios abiertos en las cocinas y por que siguen siendo tendencia.

La aparición de los espacios abiertos en la vivienda

Hemos comentado en muchas ocasiones que la reforma de una casa tiene ante todo que cubrir las necesidades del usuario. Los modos de vida van evolucionando y las viviendas han de adaptarse a las nuevas situaciones.

El origen de las cocinas abiertas al salón se encuentra en los planos de planta abierta. La popularidad de abrir espacios, afecta a todas las estancias del hogar. Los espacios abiertos han sido la tendencia arquitectónica dominante en las viviendas, aproximadamente desde la década de los noventa del siglo pasado. No obstante, los años 50 fueron la época en que los planos de planta abierta empezaron a aparecer con regularidad, y se consideraron especialmente modernos.

Las innovaciones en los métodos de construcción y los materiales también han sido determinantes a la hora de imponerse los espacios abiertos en las viviendas. Los sistemas de calefacción central, la construcción con paneles de yeso y bloques de hormigón o las vigas estructurales de acero, hicieron que fuera más fácil construir habitaciones que abarcaban grandes espacios y servirlas eficientemente con calefacción.

Las cocinas abiertas al salón y los modos de vida

Hay que tener en cuenta que existe un fuerte componente social y cultural en la percepción de los espacios. Pero, ¿cómo eran las cocinas en otros contextos socioculturales distintos al actual?

Un poco de historia

Durante la primera mitad del siglo XX, la mayoría de las viviendas disponían de un pasillo principal que daba acceso a las distinas habitaciones que cumplían funciones específicas. Normalmente, la cocina se colocaba en la parte trasera de la casa. Esto era debido a que se veía como un área de servicio y no se utilizaba para socializar en absoluto. Una puerta trasera de la cocina permitía el acceso para suministros e incluso para personas. Durante esa época, el ocio y el entretenimiento era un asunto bastante formal o sencillamente, alejado de las áreas de servicio de la casa.

Posteriormente, la mejora del nivel adquisitivo en muchos países occidentales permitió disponer de mayor tiempo para el ocio. Esto unido al aumento de la natalidad dio paso a una sociedad con muchas familias jóvenes y con hijos, cuya actitud ante la vida se tornaba más casual. Las cocinas abiertas al salón comenzaron a aparecer en las viviendas. Estas cocinas modernas permitían vigilar a los niños mientras se cocinaba. La cocina se estaba convirtiendo en el centro de la actividad social.

 

Las cocinas abiertas al salón en la actualidad

Hoy en día, es habitual que en los proyectos de reforma de viviendas antiguas se busque la unión de dos o más estancias en una especie de espacio de vida comunal que suele afectar siempre a la cocina.

A menudo una cocina y un comedor comparten un espacio común. También se suelen conectar en una sala muy grande, la cocina, el comedor y la sala de estar. En definitiva las cocinas abiertas al salón son una realidad tanto en viviendas modernas como en viviendas antiguas.

Alternativas intermedias

Como hemos dicho todo puede ser cuestión de gustos. Charlar con los invitados mientras se cocina o se vigila a los niños puede ser estupendo. Las cocinas abiertas al salón son muy populares y pueden convertirse en el centro de la casa. No obstante, sigue habiendo gente que por cuestiones personales prefiera mantener separada la cocina del resto de la casa.

Para estas situaciones, las cocinas abiertas al salón siguen siendo factibles. Existen múltiples alternativas que permiten reformar tu cocina adaptándola a tus gustos y necesidades. Soluciones de cerrajería pueden ser de gran utilidad si quieres disfrutar de un espacio de confort compartido con la cocina, pero al mismo tiempo, quieres aislarlo de ruidos y olores. No olvides que el concepto de vivienda flexible se está imponiendo también en los últimos tiempos.

Estudio Buraglia, una empresa de reformas integrales e interiorismo, especializada en cocinas, puede resolver todas tus dudas con respecto a los espacios abiertos dentro del hogar. Contacta con nosotros y te ayudaremos a resolver el dilema de abrir o no, la cocina al salón. Para ello, aportamos soluciones de interiorismo y aprovechamiento del espacio para adaptar tu hogar a las necesidades de tu día a día.