Consejos para decorar el salón

Salon Exposción Lago

Cómo decorar el salón comedor puede ser una de las decisiones más importantes de tu proyecto de reforma en el hogar. El salón es una de las zonas más habitadas de la casa. Allí se suelen dedicar muchas de nuestras horas de ocio y descanso, viendo películas, escuchando música o leyendo. También es donde muchas veces jugamos con los niños o charlamos con nuestros invitados. Es por ello que, muchas veces, es una de las zonas de la casa de la que antes te cansas. Pasaremos a darte algunos consejos e ideas que te pueden ser útiles para renovar el aspecto de la estancia principal de tu casa.

Deshazte de lo innecesario y sustituye muebles

Seguro que has escuchado la frase menos es más. Pues bien, se trata prácticamente de una forma de vida. Puede parecer extraño, pero a menudo uno de los consejos más simples, baratos y rápidos para decorar el salón comedor es eliminar los objetos y elementos. Hacer espacio te ayuda a ver la sala de estar con nuevos ojos y una nueva conciencia.

A medida que pasa el tiempo, ponemos elementos que chocan con el resto del mobiliario, hacen que el ambiente se enturbie y se vea más rancio. Recuerda que el afán por conservar objetos simplemente lo empeora todo.

En primer lugar, deshazte de todo lo inútil y luego de aquello que nunca usas. Si nunca te sientas en ese sofá es que no lo necesitas. Eliminando objetos o muebles viejos, liberamos el desorden y nos permite pensar en nuevas soluciones para renovar el salón comedor.

Es interesante destacar que a veces no sólo el sofá en sí mismo te ayuda a cambiar la apariencia del salón. Su disposición en la habitación también puede aportar mucho a la decoración del salón. Los asientos modernos son mucho más cómodos, pero también más voluminosos y esto puede justificar un cambio en la disposición general. Intenta mover los muebles de la habitación. Probablemente obtengas un resultado completamente diferente, lo que te permitirá cambiar tu perspectiva.

Deja espacios abiertos. Une el salón a la cocina

Una cosa de la que también te puedes deshacer es de algunas paredes. En el pasado especialmente, se construían con salas de estar y cocinas separadas, donde a menudo la sala de estar era muy grande, pero poco utilizada, mientras que la cocina era pequeña y poco funcional y habitable.

Por eso, eliminar la pared divisoria entre la cocina y la sala de estar, para crear un espacio abierto capaz de dar amplitud y brillo, puede ser una solución muy interesante para decorar el salón y de paso, la cocina.

Redefine las paredes para decorar el salón

A menudo basta con cambiar los colores de la pintura y complementos para decorar el salón. Un cambio que puede renovar la sala de estar de una manera importante. Podemos simplemente encalarlas devolviéndole ese sentido a la decoración del salón o renovarlo con nuevos colores. Además de la pintura, también podemos embellecer las paredes de la casa con objetos, decoraciones y composiciones. Además hoy en día, tenemos múltiples posibilidades para cambiar el aspecto de las paredes con papel, vinilos y otros revestimientos.

No obstante, la clave sigo estando en simplificar. Cortinas con diseños brillantes, cojines con flores, marcos de plata y decoraciones de dudoso gusto pueden dar paso a accesorios más minimalistas y a tonos más contemporáneos.

El esquema de color se aplica no sólo a las paredes, sino también a los muebles. Si tienes que reemplazar un mueble, no exageres con los colores en toda la habitación y pregúntate si el mueble que estás comprando es realmente acorde con el estado de ánimo que quieres crear. Uno de los principales errores al amueblar el salón es comprar elementos que no están relacionados entre sí.

Por otro lado, debes cuidar las paredes para decorar el salón. Esto significa puedes utilizar pinturas de mayor calidad o insertar obras de arte o pinturas y grabados que realmente aporten. Elimina todo lo que no sea temático y compra uno o más cuadros realmente capaces de decorar, es decir, en armonía con los acabados de los muebles o las cortinas. Elementos que den un valor al contexto en el que se colocan.

La iluminación. Clave para decorar el salón

Comprar nuevas luminarias, lámparas de suelo o focos, cambiar la dirección y el enfoque de la luz o su intensidad. Son pequeños toques que pueden cambiar el aspecto del salón, por lo menos a partir del atardecer.

Este consejo viene de un hecho. Las salas de estar de hace unos años tenían una iluminación, digamos que peculiar. Prácticamente se basaba en un punto de luz en el centro de la habitación, o unos cuantos apliques de pared en las paredes. Incluso en posiciones no simétricas. La iluminación debe diseñarse para lograr un efecto agradable.

Disponer un falso techo con focos y cortes de luz te ayudará, no sólo va a ayudarte a decorar el salón, sino también a ver mejor.

Oculta lo feo

Una vez todo está bien diseñado y a tu gusto, ayuda bastante ocultar aquello que estorba a la vista. Estamos hablando de cosas como rieles retorcidos de cortinas, enchufes e interruptores que no encajan,  zócalos anticuados, cables, radiadores viejos, cajas de persianas, etc.

Ocultar lo que no es bonito de ver puede dar una sensación de mayor orden y por lo tanto de limpieza general a la habitación. Lo que no puedas esconder, minimiza su impacto, es decir, puedes pintar para que coincida con el resto de la habitación, para armonizar la decoración del salón.

Un espejo puede ser una excusa para cubrir la fealdad pero también una planta. Poner plantas puede ser uno de los trucos para decorar el salón más económicos e impactantes. El frescor de las plantas revitaliza el ambiente e infunde bienestar y seguridad.

En cualquier caso, seguro que decorar el salón por profesionales hará que todos estos aspectos sean tenidos en cuenta de forma integral y conforme a la armonía que tu hogar necesita. Puedes pedir asesoramiento a nuestros expertos y encontrar tu solución definitiva para decorar el salón. La que mejor se acopla a tu personalidad y se adapta a tus necesidades. Tendrás un proyecto personalizado por Estudio Buraglia.