Ventajas de la domótica en el hogar

Ventajas de la domótica en el hogar

Hoy en día, tener una casa a la última, supone integrar diseño y tecnología. En materia de interiorismo, eso se traduce en una casa domotizada. En este artículo te mostraremos las principales ventajas de la domótica en el hogar. Algunos de los motivos por los que deberías integrar las nuevas tecnologías en tu proyecto de interiorismo.

Si los smartphones fueron uno de los principales desarrollos tecnológicos de la década de 2000. En la actualidad nos encontramos en la era del desarrollo de los hogares inteligentes. Las generaciones más jóvenes y las no tan jóvenes ya están acostumbradas a hacer un uso cotidiano de la tecnología. Todo el mundo lleva un teléfono inteligente en su bolsillo la mayor parte del día. Por ese motivo, la domótica es un elemento indispensable para la configuración de los nuevos hogares. Es la nueva realidad del diseño interior.

Qué se entiende por una casa domotizada

La domótica es el control y automatización del hogar mediante la integración de un conjunto de tecnologías. Una serie de dispositivos o sistemas que se conectan a una red común. Y ésta puede controlarse de forma independiente y remota.

A través de la domótica en el hogar la vida puede ser más cómoda y segura. Esto se logra controland coertas funciones y características de la casa por Internet . Es lo que, en ocasiones se conoce como hogar conectado. Por ejemplo, estarían conectados a un sistema común, determinados elementos de tu casa. Éstos pueden ser las luces, la televisión, las cámaras de seguridad, las cerraduras, los electrodomésticos, la calefacción, etc. Este sistema puede ser controlado desde tu smartphone. También a través de cualquier otro dispositivo móvil de pantalla táctil o control por voz. Tanto si estás en tu casa como a kilómetros de distancia. En Estudio Buraglia instalamos con el mismo coste el control por comandos de voz tipo Alexa o Google Assistant.

Funciones y ventajas de la domótica en el hogar

Hay tres elementos principales de un sistema de automatización del hogar: sensores, controladores y actuadores. Los sensores detectan y registran los cambios en la luz del día, la temperatura o movimiento. Los controladores son los dispositivos -ordenadores, tabletas o smartphones– que se utilizan para comunicarse con el sistema. Los actuadores pueden ser interruptores de luz, motores o válvulas motorizadas que controlan el mecanismo o la función real.

El propósito de un sistema de automatización del hogar es racionalizar el funcionamiento de la casa. Éstos son los beneficios que pueden proporcionarte.

Control remoto y comodidad

Una de las mayores ventajas de la domótica en el hogar es que hace de tu casa un espacio más cómodo y habitable. Con una casa conectada podrás controlar sus funciones y actividad desde dispositivos móviles, incluyendo tu portátil, tableta o smartphone.

En un día caluroso, puedes hacer que tu casa se enfríe antes de llegar desde el trabajo. Si tienes prisa por empezar a cenar pero aún no estás en casa, puedes hacer que el horno empiece a precalentarse mientras aún está de camino. Incluso puedes comprobar si dejaste las luces encendidas, quién está en la puerta de tu casa, o asegurarte de que apagaste todos los electrodomésticos mientras estás fuera.

Ahorro energético

Dependiendo de cómo utilices la tecnología de tu casa inteligente, es posible hacer que tu espacio sea más eficiente desde el punto de vista energético. Por ejemplo, puedes tener un control más preciso sobre la calefacción y el aire acondicionado de tu casa con un termostato inteligente. Éste puede ser programable para que aprenda tu horario y tus preferencias de temperatura. El sistema, luego te sugiere los mejores ajustes de eficiencia energética a lo largo del día. Las luces y las persianas motorizadas se pueden programar para que cambien al modo nocturno cuando se ponga el sol, o las luces se pueden encender y apagar automáticamente cuando entras o sales de la habitación, para que nunca tengas que preocuparse por el desperdicio de energía.

En pocas palabras, estás contribuyendo a la economía cuando integras un sistema de domótica en el hogar. Te aseguras de que sólo estás usando la energía y los recursos que son necesarios mientras estás en casa.

Mayor seguridad

Cuando incorporas funciones determinadas funciones en tu red doméstica inteligente, la seguridad de tu hogar puede mejorar considerablemente. Existen multitud de opciones. Por ejemplo, la domótica en el hogar puede conectar detectores de movimiento, cámaras de vigilancia, cerraduras automáticas de puertas y otras medidas de seguridad en toda la casa. De ese modo podrás activarlas desde un dispositivo móvil antes de irte a la cama. También te permite recibir alertas de seguridad en tus diversos dispositivos según la hora del día en que se dispare la alerta.

Asimismo, algunas características de seguridad de la domótica pueden ayudar a proteger tu casa de un desastre. Los detectores de incendios inteligentes, los monitores de monóxido de carbono, los sensores de presión serían un buen ejemplo.

Accesibilidad

La tarea diaria más básica para una persona joven y sana puede covertirse en imposible para una persona mayor o discapacitada.

La tecnología doméstica inteligente puede aumentar enormemente su calidad de vida. Así pues, otra de las ventajas de la domótica en el hogar es que el control por voz. Éste puede hacer que el aprendizaje mucho más fácil para alguien que no esté familiarizado con los ordenadores o nuevas tecnologías.

Descubre en Buraglia las posibilidades de integrar en la práctica, las ventajas de la domótica en el hogar para tu caso particular. En Buraglia te ayudaremos para que tengas tu casa acorde con los tiempos actuales manteniendo una estética impecable.